EL SUEÑO DE BELIAL



Solicita el libro en tu librería habitual
o en la web de la editorial ECU
Distribuyen
El fin del principio …
-
En un banco de la alameda
te estoy viendo venir entre la gente
pero tú no me percibes
a pesar de que hace rato que sé que estás aquí.
-
Tal vez sí, es posible, insensata;
y me estés engañando;
jugando conmigo
para solazarte en mi estado febril.
-
Pasaste de largo una vez
por delante del banco
para asegurarte de que era yo.
Espejismo me vuelvo entre la penumbra y la luz.
-
Con disimulo me miraste
para no apreciar más que una mancha trajeada
bajo la lengua verdosa de un árbol,
musitando que leo, que escribo...
-
Desandas camino para ver si consigues
una imagen más nítida
que te empuje a dar el último paso
del viaje que nos ha traído aquí a los dos.
-
Una hora, un banco y un libro en la mano;
lo he cumplido a rajatabla.
Sabes que no puedo mentir,
que tengo prohibido engañarte.
-
Estás tan nerviosa
que noto el seísmo que sobrevendrá.
Sientes que por vez primera en tu vida
has hecho algo para cambiarla.
-
Desde que me autorizaste
fui abatiendo los misterios de tu subconsciente,
poblando cuanto de verdad me interesa.
Intrigante y seductor,
me alimento del cuenco de tu soledad.
-
Sin embargo, infeliz,
no sabes que tú eres la poderosa
y yo el indefenso,
temeroso de fracasar
en algo que aún no ha empezado.
-
Estoy aquí, en el parque.
Huele a mar.
Estoy aquí en el parque.
Sé que vendrás
-
.…el principio del fin
-
Si estás leyendo esta novela
aquí tienes unos enlaces que te ayudarán.
Te aconsejo que no los uses hasta que lo necesites.

1 comentario:

  1. Son tuyos estos versos?
    me gustan mucho, no te importa si te robo alguno, no?

    ResponderEliminar